"El baile de “El Choro” es visceral, sale de dentro y eso se nota. Es un bailaor que mete los pies con la naturalidad de tener el compás en las entrañas, pero sin olvidar dos cosas importantes: los brazos y los silencios..."
Marta Carrasco

Choro Molina